Con la llegada del calor del verano, aunque este año haya tardado en llegar, nuestras mascotas sufren, no sólo por su pelaje (ya sean de pelo corto o largo), sino porque sus mecanismos de defensa contra las altas temperaturas no son como los nuestros.

Perros

Los perros no sudan y su manera de regular la temperatura corporal es a través de las almohadillas de sus patas y de los jadeos.

mascotas1

Para poner a los perros a salvo del calor excesivo y evitar el temido “Golpe de Calor” basta con seguir una serie de normas:

  1. Evitar que el perro esté expuesto al Sol en las horas centrales del día cuando se alcanzan las mayores temperaturas.

 

  1. Debe disponer de agua fresca en todo momento.

 

  1. Los paseos con el perro se deben hacer en las primeras horas del día o al atardecer para evitar el calor.

 

  1. Si vamos en el coche con el perro, nunca dejarlo dentro del coche cuando nos bajemos ni siquiera por “5 minutos”. Si el viaje es largo hay que realizar paradas para darle de beber.

Gatos

Los gatos se protegen contra las altas temperaturas jadeando y lamiendo la piel. La temperatura corporal normal del gato es de aproximadamente 38,2 a 39,2 grados.

mascotas2

Las normas para evitar el “Golpe de Calor” son similares a las de los perros:

  1. Si el gato está por fuera de casa hay que asegurarse de que dispone de zonas de sombra donde pueda escapar del sol (de todas maneras es mejor mantenerlo en el interior de la vivienda en las horas de más calor).

 

  1. En caso de vivir en el interior de la vivienda nunca dejarlo en una terraza con cristales, hay que buscarle un lugar fresco.

 

  1. Debe disponer de agua fresca en todo momento.

 

  1. Si vamos en el coche con el gato, nunca dejarlo dentro del coche cuando nos bajemos ni siquiera por “5 minutos”, ni en los meses más fríos del año.

Conejos y pequeños roedores

El verano es una época dura para los conejos y otros pequeños roedores puesto que no soportan muy bien el calor y con las altas temperaturas sufren mucho

 

mascotas3

Los conejos y otros pequeños roedores regulan su temperatura a través de los vasos sanguíneos de sus orejas.

  1. Para combatir el calor deben disponer de agua fresca y se recomienda una dieta basada en frutas y verduras.

 

  1. La jaula no debe estar expuesta al Sol directo, debe estar en la sombra o en un lugar fresco pero sin corrientes de aire.

 

Aves

Hay Aves como los canarios y los periquitos que son muy sensibles a las altas temperaturas.

mascotas4

  1. Hay que intentar que la jaula esté siempre a la sombra.

 

  1. Cuidado con las corrientes de aire. Las corrientes de aire son muy perjudiciales para estas pequeñas mascotas por lo que hay que evitar que los ventiladores y aires acondicionados incidan directamente sobre la jaula.

 

  1. Mayor peligro de infecciones. Hay que limpiar la jaula con mayor frecuencia para retirar restos de comida y cambiarles el agua por la mañana y a media tarde.

 

  1. Ponerles una bañera o un recipiente de plástico, si añadimos estos elementos las aves podrán darse un baño que les ayude a refrescarse.