Desde hace un tiempo es frecuente que nos sirvan una ensalada, una tarta o un plato salado adornado con flores comestibles. Parece algo novedoso y reservado a la nueva cocina y alta pastelería, sin embargo el uso de flores para complementar una receta ya viene de hace siglos cuando lugares como en México se empleaba la flor de calabaza, los romanos las violetas o los postres indios que eran adornados con pétalos de rosa.

Añadir flores a nuestra comida no solo la hace más atractiva y fresca a la vista, sino que también añade sabores diversos a modo de sazonador para aportar ciertos matices e incluso nutrientes como vitaminas del grupo A y B, betacarotenos, licopenos y otros componentes como polifenoles o fitoquímicos, al igual que cuando condimentamos nuestros platos con hierbas aromáticas.

Y aunque nos parezca algo muy snob, reservado a los grandes chefs y fuera de nuestra cocina, lo cierto es que las tomamos más a menudo de lo que pensamos, pues el brócoli, la coliflor, el clavo o el azafrán son al fin y al cabo flores.

Pero bien, como os imaginaréis no todas las flores son comestibles, e incluso dentro de las que si se podrían comer, tenemos que tener en cuenta que aquellas de viveros con destino a las floristerías no se deberían ingerir por estar cargadas de pesticidas, ya que su fin es ornamental y no para alimentación.

Las flores para añadir a nuestros platos deben de ser aquellas especies comestibles cultivadas por nosotros, o bien si las compramos, de cultivo ecológico y cosechadas para fin alimentario.

Consejos para prepararlas

  • Cortarlas por la mañana, antes de que sea la hora de más intensidad solar
  • Escogeremos las de mejor estadoy las que presenten buen olor
  • Desecharemos los estambres, tallos, pistilos y la base blancade los pétalos porque suelen aportar sabor amargo
  • Antes de su uso, las lavaremos bien con agua fríasecándolas con papel absorbente cuidado de no estropear los pétalos o bien colgándolas boca abajo para escurran poco a poco
  • Las flores comestibles no se pueden conservar mucho tiempo, así que es mejor recoger solamente las que vayamos a usar o bien si son comerciales guardarlas en su envase en la nevera, donde se mantienen una semana.

Albahaca (Ocimun basilicum)

De color blanco o morado, tiene un sabor parecido a la planta, pero más suave. Queda perfecta en ensaladas, en donde aporta un sabor y aroma mediterráneo a nuestros platos.

Azahar (Citrus sinensis)

Flores de color blanco de las que se extrae el agua de azahar utilizada para aromatizar panes y bollería.

Begonia (Begonia semperflorens)

De color rojo, naranja, rosa o amarillo se emplea para usar con macedonias de frutas o como guarnición por su sabor ligeramente amargo, similar a la de limón

Caléndula (Calendula oficinalis)

De color naranja o amarillo, de sabor un poco picante y parecido a la pimienta o al azafrán. Se usa en fresco para ensaladas, dar aroma a sopas o postres. También simplemente para decorar.

 

Clavelina, clavel, clavel chino (Dianthus spp)

1

Según la especie presenta distintos colores, tiene un sabor especiado que recuerda al clavo y a la pimienta. Se usa para aliñar ensaladas, en mantequillas o simplemente como guarnición y en recetas dulces como las de galletas.

Crisantemo

3

Es una de las más habituales en los mezclum de flores comestibles. De colores variados y sabor amargo como la coliflor. Se usa sus pétalos para ensaladas, salsas o vinagretas

Eneldo (Anethum graveolens)

2

También de color amarillo, la flor sabe como la planta. Se utiliza para añadir en pescados, mariscos, sopas y salsas.

Geranio (Pelargonium spp)

4

Colores variados, las flores tienen sabores afrutados y cítricos. Se utilizan para repostería, bebidas, ensaladas o simplemente como guarnición.

Girasol ( Helianthus annus)

5

De color amarillo, sus pétalos tienen sabor amargo, que se elimina cociéndolas unos segundos al vapor. Se utiliza para ensaladas y sopas, además los capullos se pueden cocinar al vapor al igual que una alcachofa.

Hibiscus (Hibiscus rosa sinensis)

7

De sabor dulzón y colores variados, se utiliza en platos de aves y pescados, ensaladas y confitadas en repostería.

Jazmín (Jasminum officinale)

6

De intenso color blanco, sabor dulce y muy aromáticas. Las flores se emplean para platos de aves, pescados e infusiones.

Lavanda (Lavandula angustifolia)

8

Sabor ligeramente picante es el que poseen estas flores de color lila. Va muy bien en platos de carne de caza, pollo y en cremas y ensaladas. También en repostería para helados y dulces.

Lila (Syringa vulgaris)

9

De color lila como su nombre indica, tiene un sabor ácido que combina bien en platos de ave y ensaladas de fruta.

Margarita (Bellis perennis)

 

11

De color blanco, posee un sabor suave que la hace apta para ensaladas, aunque se use más por su belleza como adorno que por su sabor.

Pensamiento (Viola spp)

10

Otra de las clásicas en los mezclum de flores. Se puede encontrar de varios colores, se usa como adorno en repostería, pero en cocina salada en** ensaladas y en tablas de quesos**. Posee un sabor agridulce.

Romero (Rosmarinus officinalis)

12

De color morado, tiene un sabor parecido al de la planta, pero más suave. Esta flor se usa para pizzas, helados, carnes, pescados, sopas y postres.

Rosa (Rosa spp)

13

De variados colores, presenta un sabor que va del dulce a ligeramente picante. Se usan en fresco sus pétalos para postres, helados, mermeladas, vinagre, macedonia, cremas, carne estofada y salsas. También en repostería se pueden usar sus pétalos escarchados. En los países árabes se usan para platos de cous cous y recetas de cordero.