Cambio de pelaje

El cambio de estación trae consigo cambios también en nuestras mascotas que empiezan a prepararse para el frío cambiando su pelaje y dejando atrás su pelo fino de verano para ponerse el abrigo de invierno con un pelo mucho más grueso.

Por eso en esta época es importante tener un mayor cuidado con el cepillado de nuestras mascotas para evitar la acumulación de pelo y que puedan ingerir bolas de pelo durante su acicalado. El fenómeno de la muda también afecta a reptiles y aves. Las primeras mudan cada cuatro o seis semanas, pero los cambios son menos frecuentes en otoño e invierno, ya que son las estaciones de menor crecimiento.