Productos frescos

Hoy en día los alimentos se pueden conservar durante largos periodos de tiempo gracias a la congelación y a las cámaras frigoríficas, pero el consumo de los productos frescos y estacionales tiene muchas más ventajas.

Si consumimos frutas de temporada, nos saldrán más baratas y encontraremos productos de una calidad superior. La disponibilidad en tiendas y mercados de estos productos es mayor, por lo que disminuye su precio. Además, si ingerimos frutas en su momento óptimo de frescura le sacaremos mayor partido a sus propiedades vitamínicas, olor y textura y sabor. La variedad es otro factor a tener en cuenta con los productos estacionales. Con los vegetales pasa lo mismo, en el mercado encontraremos los que son de temporada en mejor estado y con un mayor valor nutritivo.

El valor ecológico es otro de los factores a destacar en las frutas de temporada, al respetar el ciclo natural y la zona de producción de estos alimentos, evitamos la implantación de monocultivos intensivos que agotan el suelo.
Enero es el mes de la desintoxicación de grasas y azúcares que hemos ingerido de más en las Navidades. Las frutas y verduras serán nuestro mejor aliado durante este mes. Un mes que, sin duda, es un mes de cambios.
Dentro de las frutas de esta temporada encontraremos excelentes naranjas, manzanas, kiwis, pomelos, limones y las últimas mandarinas de la temporada. En general, es una temporada muy de cítricos y no debemos olvidarnos nunca de las peras de agua y chirimoyas, que también las encontraremos muy buenas en este primer mes del año. Encontraremos las últimas unidades de uva alicantina de Aledo, una fruta que posee propiedades muy saludables, y también de los caquis.

Si quieres tener un mes de lo más cítrico, ¡Viveverde te lo pone fácil! Con tu Tarjeta Cliente puedes llevarte un naranjo o un limonero en una maceta de 10L por tan sólo 25€. ¿A qué esperas para hacerte con uno y disfrutar de las naranjas más frescas que hayas imaginado?